El aspirante a la dirigencia estatal del PRI, Ariel Fernández, manifestó la necesidad de hacer a un lado los viejos cacicazgos al interior del partido, con la intención de resurgir como una alternativa para el electorado, »de no hacerlo así, vamos de nueva cuenta al fracaso», dijo.

Ciudad Juárez, Chih. – «Mis respetos para quienes dieron su vida por el PRI en el estado de Chihuahua, a quienes debemos reconocimiento por lo que en su momento representaron para nuestra institución, sin embargo, creo que es tiempo de que establezcamos nuevas estrategias para, en primer lugar, rescatar al PRI de la situación precaria en la que se encuentra, y segundo, para colocarnos de nueva cuenta como una alternativa electoral para la ciudadanía», indicó.

Agregó que el Revolucionario Institucional se encuentra en el »suelo» a consecuencia de sus propios errores, además de las traiciones que se han dado de parte de quienes fallaron a la confianza de los priistas con la sola intención de aprovecharse de su posición para llegar a una diputación plurinominal, además de algunos otros, quienes pretenden eternizarse en sus puestos, y que actúan  como si nada hubiera pasado, porque de actuar, les representaría deterioro en sus intereses políticos y económicos.

- Publicidad - HP1

Señaló directamente a Omar Bazán ex dirigente estatal del PRI a y a la ex candidata a la gubernatura Graciela Ortiz, como dos de los principales causante de la situación actual del PRI en nuestra entidad; al primero por defender sus intereses personales al utilizar la estructura del partido en su beneficio, mientras que a la segunda, por el perjuicio que causó al PRI y a sus militantes al bajarse de la candidatura a la gubernatura en favor de Maru Campos, quien finalmente resultó ganadora en el proceso electoral del pasado junio.

«El daño que nos causó la declinación de Graciela Ortiz en favor de Maru Campos, actual Gobernadora de Chihuahua, trajo daños colaterales en quienes en ese momento contendían por alguna a alcaldía, o bien por alguna diputación, y que además nos condujo a una postración de la cual aun no nos podemos recuperar y que nos mantiene sometidos». indicó.

Consideró que es hora de abrir el PRI a la sociedad para que sean los verdaderos priistas los que participen en la elección de sus dirigentes estatales, y agregó que por hoy, el dedazo de los caciques del partido sea ignorado, porque los tiempos no están para ello.

«Es tiempo de que verdalmente sean los priistas los que elijan a su dirigente estatal, y que Omar Bazán y Alejandro Domínguez, este ultimo actual dirigente estatal del tricolor, entiendan que su tiempo ha concluido, y que hoy las circunstancias exigen nuevos rostros y nuevas ideas», concluyó.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Especiales

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo electrónico.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna nota?
No dude en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por usted.

Síguenos en nuestras redes sociales.