El movimiento K-Pop también es acción social

Ciudad Juárez, Chih. – El impacto del K-Pop en nuestra ciudad se enfoca en mucho más que simple fanatismo hacia grupos idols.

Desde que el movimiento comenzó a ganar fama, se han realizado diferentes eventos que van desde simple convivencia, espacios para dar a conocer y apoyar el talento e incluso servicio social.

Diversos grupos, mejor conocidos como “sedes” , se encargan de realizar eventos a nombre de un artista en particular. A manera de ejemplo, la sede ELF a nombre de “Super Junior”; o la sede ARMY a nombre de “BTS”.

- Publicidad - HP1

También buscan crear un ambiente de concientización social en las personas que asisten; ya que mayormente son jóvenes que rondan entre los 13-18 años.

Con la intención de mostrar a las personas ajenas a la cultura del K-Pop, éstas sedes se encargan de, cada determinado tiempo, realizar un acto de ayuda a la comunidad.

Así es el caso de la sede ARMY, que cada año desde su fundación realiza un proyecto llamado «MILLY»,que consiste en recolectar comida para animales rescatados, objetos de limpieza y así poder donarlos a un refugio, pero también se ocupan de convivir con ellos y hacer mantenimiento en el sitio.

Así, en Febrero del presente año, realizaron la limpieza a un parque, limpiando las bardas que contenían graffiti y algunas bancas en mal estado, todo gracias a donativos de los mismos integrantes de la sede.

Éstos servicios se hacen por los cumpleaños de los chicos que integran al grupo que ellas siguen (BTS) gracias a los valores y deseos que ellos transmiten, queriendo de esta manera ser voceras y mostrar al resto de la ciudadanía el aspecto positivo de esta comunidad.

iconoJaD 02
Milagros Hernández
Colaborador de Prensa en

Colaboradora de la sección Telón para género K-Pop en Ciudad Juárez.

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse