Desde el 2014 las autoridades sabían de la peligrosidad de ‘’El Chueco’’

En el 2018, se le atribuye el asesinato del turista norteamericano Patrick Braxton Andrew, y ahora en el 2022, se le menciona como el responsable de los homicidios de los dos sacerdotes jesuitas.

Ciudad Juárez, Chih (ADN/Arturo Hernández) – José Noriel Portillo Gil, alias “El Chueco”, es en la actualidad la persona más buscada por las autoridades policiacas estatales y federales, como presunto responsable del asesinato de dos sacerdotes jesuitas y de un guía de turistas, sin embargo, desde el 2014, algunos lideres de la sierra tarahumara solicitaron al entonces delegado de la PGR, Arturo Peniche, se le capturara por algunos delitos que habían cometido en la zona de Urique, y de Creel.

A decir de Gabino Gómez, líder de El Barzón y quien ha seguido muy de cerca la situación de los grupos étnicos en la zona serrana de nuestra entidad, mencionó que José Noriel Portillo Gil, alias “El Chueco”, fue ubicado por primera ocasión en el 2014, cuando con apenas 21 años de edad, exigía a jóvenes que se incorporaran a su grupo delictivo, presionando para reclutarlos o de lo contrario los asesinaba, situación de la que se le informó al entonces delegado de la PGR, Arturo Peniche.

- Publicidad - HP1

“En ese entonces el delegado nos dijo que la zona de Urique era una región de muy difícil acceso y que para realmente tener algún grado de efectividad se requería la presencia de todos los órganos de gobierno, y se declaró incompetente para emprender cualquier acción en contra de “El Chueco”.

A la postre, Arturo Peniche, se convertiría en el fiscal general del estado de Chihuahua en la administración estatal de Javier Corral, y en el 2018 le correspondería investigar el asesinato del turista norteamericano Patrick Braxton Andrew, cometido a manos de “El Chueco”, de acuerdo a datos que poseen en su poder las autoridades investigadoras.

El profesor de español y nativo de Carolina del Norte, había sido reportado como desaparecido el 28 de octubre de ese mismo año, luego de haber asistido a una reunión en donde, se dice, hubo personas armadas y a quienes no les pareció que el ciudadano norteamericano realizara diversas preguntas, lo que, de acuerdo a las investigaciones, hizo suponer a “El Chueco” que se trataba de algún agente de la DEA encubierto, y que por eso lo asesinó.

El 15 de noviembre de 2018, luego de localizar los restos del Braxton Andrew, el entonces Gobernador del Estado de Chihuahua Javier Corral declaró “La fiscalía general del Estado ha obtenido información de que Patrick Braxton Andrew, el joven profesor norteamericano que se nos había reportado como desaparecido, fue asesinado el domingo 28 de octubre, en un lugar conocido como La Playita, en el municipio de Urique, a manos del narcotraficante José Noriel Portillo Gil, alias “El Chueco”.

Como si fuera algo cíclico, hoy, cuatro años después del asesinato de Patrick Braxton Andrew, el “El Chueco” vuelve a ser noticia, ahora por el asesinato de dos sacerdotes jesuitas y por el de un guía de turistas, ocurridos el pasado 21 de junio, y hoy, al igual que hace cuatro y ocho años, las autoridades en turno hablan de ir en su búsqueda y de su captura, sin embargo, a decir de algunos lideres religiosos, entre ellos Javier ‘El Pato’ Ávila, los días han pasado, y no hay noticias al respecto.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Staff

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo electrónico.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna nota?
No dude en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por usted.

Síguenos en nuestras redes sociales.