Es más letal el COVID-19 durante el embarazo

Las embarazadas en África no habían sido objeto de estudios sobre el COVID-19 hasta el momento.


Washington, D.C. (VOA) – 
El embarazo pone a las mujeres en mayor riesgo de complicaciones médicas graves o muerte por COVID-19, según un nuevo estudio entre más de 1.300 mujeres en el África subsahariana.

Los investigadores argumentan que vacunar a las mujeres embarazadas contra el coronavirus debería ser una prioridad en toda la región, donde la mayoría de los países aún no recomiendan la vacunación durante el embarazo.

Múltiples estudios ya han demostrado que el COVID-19 es más peligroso para las mujeres embarazadas que para las que no lo están. Pero la mayoría de las mujeres en estos estudios vivían en Europa, América del Norte o Asia. Hasta ahora, se disponía de pocos datos de África.

- Publicidad - HP1

«África no es Europa, no es Estados Unidos», dijo Jean Nachega, epidemióloga de enfermedades infecciosas de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh y autora principal del nuevo estudio. «No deberíamos confiar solo en los datos provenientes de EEUU, Europa o China para tratar de comprender el covid en el continente».

Las poblaciones de África suelen ser más jóvenes que las de Europa, América del Norte y Asia oriental. Pero ciertas enfermedades infecciosas como el VIH, la malaria y la tuberculosis, así como enfermedades no infecciosas como la anemia de células falciformes, son más comunes allí. Esas condiciones pueden dificultar que el cuerpo combata las infecciones.

En el estudio, publicado en la revista Clinical Infectious Diseases, Nachega y sus colegas de la red de investigación AFREhealth analizaron los registros de salud de 1.315 mujeres tratadas en hospitales en seis países del África subsahariana entre marzo de 2020 y marzo de 2021.

Aproximadamente un tercio estaban embarazadas y había dado positivo por el coronavirus. Otro tercio estaba embarazada y dio negativo, y el otro tercio no estaba embarazada y dio positivo. Los investigadores probaron cómo el embarazo, la infección por el coronavirus y condiciones como el VIH, la tuberculosis, la malaria y la anemia de células falciformes afectaban la probabilidad de que una mujer padeciera una enfermedad grave o la muerte.

Los hallazgos fueron sombríos. Las mujeres embarazadas que fueron hospitalizadas en el África subsahariana tenían cinco veces más probabilidades de morir en el hospital si daban positivo por el coronavirus. Y estar embarazada duplicó las probabilidades de que una mujer ingresada en un hospital con COVID-19 muriera.

«Lo tuvimos en ambos sentidos: el embarazo impactó a la COVID y la COVID afectó a las mujeres embarazadas», dijo Nachega.

Las mujeres embarazadas con COVID-19 también tenían un mayor riesgo de complicaciones graves que requerían cuidados intensivos. No fue posible saber si el embarazo hizo que la combinación de COVID-19 y TB o VIH fuera más riesgosa, pero las mujeres con VIH, tuberculosis, malaria o células falciformes que tenían el coronavirus tenían más probabilidades de enfermarse gravemente.

“Es muy bueno que el estudio se haya realizado en el África subsahariana, y es muy tranquilizador que los hallazgos sean consistentes con los resultados de otros estudios”, dijo Ana Langer, médica especializada en salud reproductiva y directora de la iniciativa Women and Health, de la Universidad de Harvard.

Debido a que el estudio consideró solo a mujeres hospitalizadas, no fue posible saber si el embarazo hace que las mujeres sean más propensas a infectarse con el coronavirus o si se enferman en primer lugar. El uso de datos recopilados en el pasado también puede causar problemas con el análisis, que los investigadores usaron herramientas estadísticas para corregir. Pero “este fue el mejor estudio que pudieron hacer con la disponibilidad de fondos y otras circunstancias”, dijo Langer.

Nachega espera que sus hallazgos convenzan a los legisladores en el África subsahariana para que recomienden la vacunación de mujeres embarazadas y mujeres que podrían quedar embarazadas.

«La conclusión es que las mujeres embarazadas deben vacunarse», dijo. «Si no es así, incluso antes de quedar embarazada. La implicación más importante de este estudio es abogar por la vacunación contra el COVID en mujeres en edad fértil».

Múltiples estudios han demostrado que las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas durante el embarazo, y 110 países recomiendan la vacunación contra el COVID-19 para algunas o todas las mujeres embarazadas. Sin embargo, actualmente solo 13 de los 48 países del África subsahariana lo hacen.

La falta de apoyo del gobierno obstaculiza los esfuerzos para hacer que la vacuna sea más accesible para las mujeres embarazadas y se complica por las altas tasas de renuencia a vacunarse en el África subsahariana, donde solo alrededor del 19% de las mujeres tiene la intención de vacunarse.

“Las mujeres y sus familias están preocupadas por su seguridad, piensan que la vacuna podría dañarlas a ellas, a sus fetos y bebés, y se ha demostrado ampliamente que no es así”, dijo Langer. “La vacuna es segura para las mujeres embarazadas y lactantes”.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.